Inglaterra y Estados Unidos no se hicieron daño

Los estadounidenses tendrán que jugarse la clasificación a Octavos de final en contra de Irán luego de empatar sin anotaciones ante Inglaterra en el que fue un apretado encuentro.

Los dirigidos por Gareth Southgate comenzaron el partido imponiendo un ligero dominio sobre los norteamericanos, mostrando mayor claridad principalmente por la calidad individual de los del equipo de la rosa.

Sin embargo, Estados Unidos optó por un planteamiento que ahogó a los británicos en la salida y que les impidieron generar juego ofensivo con comodidad.

Por medio de Pulisic, el cuadro de las barras y las estrellas tuvo la jugada más peligrosa del primer tiempo con un disparo que el hombre del Chelsea colocó en el travesaño.

La tendencia en la parte complementaria continuó con Inglaterra manejando la posesión del esférico pero sin poder avanzar con claridad rumbo al marco del guardameta Turner.

En la recta final del compromiso, salvo por destellos de los ingleses en el tiempo agregado, ambos equipos parecían más preocupados por evitar la derrota que por buscar el gol del triunfo.

El empate dejó a los ingleses como líderes del sector B con 4 unidades, mientras que Estados Unidos se coloca tercero con dos puntos, uno menos que el sublíder Irán, que sumó tres puntos tras vencer a Gales.